Reacciones Adversas y Efectos Secundarios

efectos adversos

El omeprazol es bien tolerado y las reacciones adversas que puede producir son, por lo general, leves y reversibles.



De todas formas, antes de tomarlo consulte a su médico de los posibles riesgos.

Se han registrado los siguientes efectos secundarios, si bien, en la gran mayoría de los casos, no se ha podido establecer una relación causal con el tratamiento con omeprazol:

  • Gastrointestinales: Son las reacciones adversas más frecuentes que pueden aparecer. Es común (>1%) que aparezca diarrea, dolor abdominal, náuseas, vómitos, estreñimiento, flatulencia. Ocasionalmente (<0,1%), sequedad de boca, candidiasis esofágica, estomatitis, disfagia, anoréxia.
  • Hepáticas: El omeprazol puede dar lugar en raras ocasiones (1,1-1,0%) a incremento de los valores de transaminasas (tanto GPT, GOT como GGT). Ocasionalmente (<0,1%), a hepatitis hepatocelular o colestásica con o sin ictericia, encefalopatía hepática, insuficiencia hepática y necrosis hepática (ambas muy graves en ocasiones).
  • Neurológicas/psicológicas: Es normal la aparición de cefalea (>1%). Mucho más rara (0,1-1,0%) es la aparición de mareo, parestesia, somnolencia, insomnio o vértigo. De forma ocasional (<0,1%) se han descrito casos de confusión, agitación, agresividad, nerviosismo, temblor, ansiedad, alucinaciones, depresión.
  • Cardiovasculares: Son raras (<1%) taquicardia, bradicardia, palpitaciones, hipertensión arterial, edema maleolar.
  • Alérgicas/dermatológicas: Es rara (0,1-1,0%) la presencia de erupciones exantemáticas, urticaria, prurito. Muchísimo más rara (<0,1%) es la existencia de síndrome de Stevens-Johnson, necrolisis epidérmica tóxica (que puede ser extremadamente grave e incluso mortal), eritema multiforme, dermatitis exfoliativa o erupciones liqueniformes, dermatitis, púrpura, petequias, sequedad de piel, exceso de sudoración. En contadas ocasiones, puede producirse casos de reacciones de hipersensibilidad que cursan con angioedema, fiebre, espasmo bronquial e incluso con anafilaxia.
  • Genitourinarias: Muy raramente (<0,1%) puede aparecer nefritis tubulointersticial aguda o trastornos sexuales como priapismo.
  • Endocrinas: en ocasiones (<0,1%) ginecomastia.
  • Respiratorias: Es muy rara (<0,1%) la aparición de tos, epistaxis.
  • Osteomusculares: En muy raras ocasiones (<0,1%) puede aparecer dolor óseo, calambres musculares, mialgia, miastenia.
  • Hematológicas: El tratamiento a corto plazo con omeprazol no suele dar lugar a trastornos hematológicos. En contadas ocasiones (<0,1%) puede generarse agranulocitosis, pancitopenia, trombopenia, neutropenia, anemia o leucocitosis. En muy raras ocasiones se ha producido anemia hemolítica.
  • Sensoriales: Se han descrito casos puntuales (<0,1%) de visión borrosa y trastornos de la visión irreversibles, aunque sólo en pacientes muy graves con administración de omeprazol en bolus.
  • Generales: Raramente (0,1-1-0%) malestar general.

En la bibliografía científica, también se ha descrito que algunas personas que toman inhibidores de la bomba de protones (IBP), como es el caso del omeprazol, tienen mayor probabilidad a fracturarse muñecas, caderas o la columna vertebral que las personas que no toman estos medicamentos.

El riesgo es mayor cuanto más alta es la dosis administrada o más tiempo dura el tratamiento (a partir de 1 año o más).

La administración prolongada del omeprazol pueden tener consecuencias más graves como: