Funcionamiento y Mecanismo de la Secreción Gástrica

Las secreciones del estómago se dividen en dos grandes grupos: aquellas que actúan como defensa natural de la mucosa gástrica, como lo es el moco y el bicarbonato, que forman una capa gelatinosa y aislan ciertas zonas sensibles del aparato digestivo. Por otro lado, están las secreciones agresivas de la mucosa constituidas principalmente por el pepsinógeno y el ácido clorhídrico.
La integridad del sistema se mantiene al equilibrio entre ambas secreciones, pero agentes externos como el alcohol, o incluso internos como la alteraciones en la función secretora, pueden ocasionar diversas patologías del aparato digestivo.



¿Cómo se produce la secreción gástrica?

En el estómago se localizan las células parietales que tienen la capacidad de segregar hasta 2 litros de ácido clorhídrico (solución isotónica de HCl) al 0,16 M. Para que esto tenga lugar, dentro de la célula parietal el ácido carbónico tiene que transformarse siguiendo un complicado proceso gracias a la acción de una enzima, la anhidrasa carbónica, que lo acaba dividiendo.
El ácido carbónico, entonces, se disocia en ión bicarbonato (HCO3-) y en ión hidrogenión (H+). El ión bicarbonato todavía se encuentra dentro de la célula parietal y para que salga a la luz del estómago se intercambia en la membrana basal por Cl- (cloruro). El Cl- sale de la célula parietal hacia el estómago, y además potasio (K+).
El potasio (K+) vuelve de nuevo al interior gracias a otro intercambio mediante la ATPasa K+/H+, que realiza el proceso de segregar H+ a cambio de recaptar K+. Como conclusión, al salir H+ al exterior y estar presente el Cl-, éstos se va acumulando en el estómago provocando la secreción ácida (HCl).

Reguladores de la secreción ácida del estómago

Existen diversas sustancias que interaccionan con receptores de las células para trasmitir información acerca de la secreción. Las principales sustancias reguladoras son: acetilcolina, histamina y gastrina.

  • Acetilcolina: provoca la estimulación de los receptores muscarínicos de la superficie de las células parietales y de los mastocitos.
  • Histamina: interacciona con los receptores H2 de la membrana de la célula parietal y activa la enzima adenilciclasa en el interior celular. Esta enzima transforma el ATP citosólico en AMPc (AMP cíclico). El AMPc libre se encarga de que las proteinkinasas fosforilen las proteínas que actúan como mediadores en la síntesis de hidrogeniones (H+) y su salida hacia la luz del estómago.
  • Gastrina: Actúa en receptores específicos de la célula parietal y estimula directamente la secreción ácida

Una idea sobre “Funcionamiento y Mecanismo de la Secreción Gástrica

  1. El uso continuado de Omeprazol ¿puede producir heces incoloras, es decir: de un amarillo muy débil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *