Antiácidos y Protectores de Estómago – Inhibidores de la bomba de protones

Los medicamentos antiulcerosos más empleados en la actualidad son aquellos cuyo mecanismo de acción consiste en inhibir el elemento principal encargado de la secreción ácida del estómago: la bomba de potasio/hidrogeniones.



Actúan inhibiendo de forma irreversible a la enzima H3O+/K+ ATP-ASA, la cuál cosa conlleva a un efecto terapéutico mucho más largo que el resto de medicamentos destinados al tratamiento de la úlcera de estómago. Además, estos fármacos pueden administrarse una sola vez al día a pesar de su corta semivida biológica.

Inhibidores de la secreción gástrica

En cuanto al grupo que lo conforma son casi todos muy similares en cuanto eficacia y efectos adversos. Lo único que les puede diferenciar son las interacciones con otros fármacos.

Por ejemplo, pantoprazol y lansoprazol son dos principios activos que se metabolizan en el sistema de citocromo P450 como lo hacen también el omeprazol o el esomeprazol. La diferencia está en que los primeros no reaccionan con otros medicamentos que también se metabolicen por el mismo sistema, en cambio, si el paciente está polimedicado, el omeprazol puede dar una interacción significativa, pero generalmente no es de carácter grave.

El índice de curación de este grupo difiere bastante del grupo de antiulcerosos del tipo antihistamínico H2, pues el porcentaje de curación a las 4 semanas de tratamiento está en un 70-80% para la úlcera gástrica y un 85-95% para la úlcera duodenal. Son algo mejores que los anti H2 incluso para la esofagitis por reflujo.

De todas formas, la eficacia es alta para ambos grupos de medicamentos por lo que el principal beneficio de los inhibidores de la bomba de potasio/hidrogeniones es el tiempo que tardan en actuar y aliviar la sintomatología de la persona, así como el tiempo de cicatrización de la úlcera que es menor que el resto.

Los efectos secundarios de los inhibidores de la bomba de protones no supera el 1%. Como antisecretor gástrico, el omeprazol está indicado también para:

  • Úlcera gástrica benigna
  • Erosiones gastroduodenales producidas por antiinflamatorios no esteroídicos (AINE) en pacientes de riesgo
  • Tratamiento profiláctico de la úlcera duodenal